Editorial de 4x4 Offroad, 07 de marzo de 2016


Hace una semana la licenciada Emma Saldaña presentó su informe de labores al frente del Instituto Chihuahuense de la Mujer, el cual ha presidido desde el año 2010, y en el cual le ha tocado ser testigo de la increíble violencia que existe en contra de la mujer en la entidad.

Lamentablemente no sólo ha sido testigo, sino que también fue víctima. Emma explicó que desde que asumió el cargo ha sufrido violencia por parte del secretario de desarrollo social, José Luis García Rodríguez, el cual le ha gritado en público, y hasta la ha jaloneado por no estar de acuerdo con las políticas implementadas por el departamento.

Con una manta que decía “Alto a la violencia institucional. Que no te cueste trabajo ir a tu trabajo” un grupo de mujeres activistas del “Movimiento estatal de mujeres”, mostraron su apoyo a Emma, mientras Lucha Castro, representante del movimiento, hablaba al micrófono y expresaba su apoyo a Saldaña y su respaldo en contra de la violencia a la que ha sido sometida en su trabajo.
El secretario referido, José Luis García, se encontraba presente en el público, y al ser cuestionado obviamente negó tener problemas con la directora del Instituto y dijo que esas acusaciones “había que tratarlas”. Así, con esas palabras.

Entre otras cosas denunciadas fue que el avance en materia de protección a la mujer que el estado ha tenido ha sido en parte a la muerte de la activista social, Marisela Escobedo, quien fuera asesinada hace 5 años a la puerta del palacio de gobierno, justo frente a donde mantenía una protesta permanenten por la inacción de la autoridad en el esclarecimiento del asesinato de su hija. Esta lamentable muerte enmarcó el inicio de una administración en la que se abrieron los Centros de Justicia para Mujeres, tribunales que no serían necesarios en una sociedad con igualdad y con respeto había todas las personas.

Emma Saldaña es, lamentablemente, una de tantas mujeres que han sufrido acoso en el trabajo. Mencionó en su informe que cuando el instituto implementó el programa de denuncias por acoso y hostigamiento sexual institucional recibieron muchas quejas de la iniciativa privada, y 15 provenientes de empleadas de gobierno. La mitad de ellas pertenecían al sector educativo.

La denuncia ante estos actos por parte del secretario de Desarrollo social, cargo que ahora resulta bastante irónico, se quedará por el momento en el ámbito público, en los pocos medios de comunicación que han decidido retomar esta noticias durante la semana pasada. Y es que la misma afectada refirió el jueves pasado que a pesar que estos altercados fueron reiterados durante la administración, presentar la denuncia podría significar que el archivo quede empolvado y sin acción, algo que ella ha visto con muchos otros casos de mujeres, que sin tener el foco de atención de la ciudadanía y los medios han realizado las denuncias y que hasta el momento siguen sin ser atendidas.

Y es que es algo que en nuestro sistema de justicia se sigue repitiendo: la revictimización de la víctima. Mujeres que se atreven a alzar la voz, pero que no son escuchadas. ¿Cuántos casos más tienen que ocurrir para que se acabe esta violencia institucional hacia la mujer? ¿Cuánto tiempo va a pasar para que una mujer se sienta segura de denunciar a su jefe, jefa o compañero por maltrato sin temor a perder el susteto de su familia? ¿Cuánto tiempo más vamos a seguir de espectadores ante estos actos? Esto le pasó a Emma, pero lo mismo te podría pasar a ti o a mí, a tu hermana, a tu madre, a tus amigas.


Share on Google Plus

Radio Líquida

Te traemos información de interés todos los días, acompañada de la mejor música. Síguenos en facebook, twitter, instagram, y descarga nuestra app para que nunca te pierdas un segundo de nuestra programación. También nos gusta recibir mails (somos nostálgicos) así que escríbenos a contacto@radioliquida.com y cuéntanos lo que quieras.

0 comentarios :

Publicar un comentario